Dad la talla y tirad de orgullo

Gañanes, dad la talla y tirad de orgullo, que todo sufrimiento es poco. No es trabajo, es entrenamiento. Esto se acaba, no toméis como ejemplo al hurón y al papito, vengo a salvar vuestras almas de una vida aburrida.

Quieren que creamos que nosotros somos los locos, pero en nuestro delirio está el fuego de la vida. Dadle chispazo a todo, no os quiero oir nunca decir que estáis cansados. La vida no se mide en años, se mide en intensidad por hora. Vividla, vividla, no seáis hurones, no os metáis en la cueva. Gastad el cuerpo, no dejéis nada para los buitres.

Dejad un cadáver que refleje lo que habeis vivido, no os pongáis guapos para la tumba, quemadlo todo.

Si alguna ved dudáis, cerrad los ojos y saltad. Yo siempre os oiré, y, si váis a tope, los dioses estarán de vuestro lado. Los hurones no podrán disfrutar eso, quiero que dejéis vuestra huella en este mundo, no seáis un walking dead hurón.

A tope.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *